El verano de la pandemia

Sin lugar a dudas, éste está siendo un verano poco común.

Normalmente en ésta epoca del año, las calles de Barcelona suelen acoger a tantas personas, que resulta agobiante salir a andar por el centro. En especial por el barrio Gótico y por El Born, ambos con sus callejuelas estrechas, sus incontables negocios y pequeñas plazas.

Hoy sin embargo, he salido a andar por éstas zonas que tanto me gustan, haciendo el recorrido habitual desde la Plaza de Catalunya, hacia el Portal del Ángel, la plaza de la Catedral, la Plaza de Sant Felip Neri (la más especial de la ciudad), la plaza de Sant Jaume, y hacia El Born por la calle Princesa hasta su preciosa Rambla, el restaurado Mercado y sus callejuelas encantadoras, rematadas con la Basílica de Santa María del Mar.

…para encontrarme un panorama un tanto relajante pero muy preocupante. Negocios vacíos, sin clientela, espacio de sobra para moverse sin tropezarse con nadie y una sensación de desazón constante.

La ciudad, sigue siendo la belleza cautivadora que disfrutas porque es cambiante, generosa y cálida con sus convivientes y visitantes; esperemos entonces que la “nueva normalidad” tan mencionada tenga más de normalidad que de nueva. Que no se pierda lo que tantas personas han luchado por crear y hacer crecer.

Escribe aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .